CONOCIENDO EL AGAVE #2 | EL COCUY DE PENCA

… Y contaron los hombres que habían caminado varios días hasta que en una montaña pelada consiguieron una extensa plantación que ellos no conocían y que entonces el viejo le pidió permiso a la mujer azul para sacar y cortar muchas de aquellas plantas lo que concedido, ellos hicieron con sus cuchillos, cortando las largas hojas de aquellas matas, azules como Gnomtukuhin y escarbando luego para sacar la raíz que era como una enorme cabeza hundida en el suelo.

Ramón Querales – extracto del cuento
Gus, el nacido de la pantorrilla de su padre,
del libro A orillas del principio, 2010

Nuevamente me apoyo en el libro de mi abuelo, para dar paso a un tema que considero debe ser difundido, pues estas leyendas, mágicas reales, parten de faenas y quehaceres de la vida diaria del pueblo ayamán, hoy en día derivado en campesinos y campesinas, que se ubican a lo largo del actual municipio Urdaneta en el estado Lara y serranías falconianas.

Así que, partiendo de mi anterior comentario, CONOCIENDO EL AGAVE #1 GENERALIDADES, donde se describe la planta, principales especies y formas de cultivo, voy a la utilidad que se le da a la planta como por ejemplo la elaboración de la famosa bebida indígena, conocida como cocuy de penca, pues al igual que la chicha de maíz, provienen del conocimiento ancestral de nuestra identidad indoamericana.

La planta de agave debe alcanzar, según los expertos, 8 años para poder extraer de ella el corazón – la penca, que es colocada en hornos de barro y ablandarla al calor del fuego, luego es machacada para obtener el líquido que se fermenta en pipas de madera (barriles). Pasa por un último proceso a través de los alambiques construidos artesanalmente, de donde se obtiene destilado ya el alcohol que varía en intensidad de grados en la medida de su destilación, de mayor a menor grado, siendo el intermedio el más cotizado para la espirituosa bebida, que según los expertos, el verdadero cocuy es en un 100% derivado del agave y el llamado mestizo en un 60% pues es mezclado con papelón, azúcar o melaza.

El cocuy con Denominación de origen
El cocuy con Denominación de origen

En el proceso de elaboración del cocuy intervienen maderas provenientes del cardón y el cují, propias de la zona semiárida occidental de Venezuela; estas desprenden especial aroma que impregna a la penca. El cardón es una planta cactácea que se da en zonas montañosas rocosas, que además sirve de alimento para los animales de libre pastoreo como lo son las cabras, existe también la conocida popularmente como tuna (más bajita y orejona), por otra parte el Cují es una especie conocida científicamente como Prosopis juliflora y es un árbol de hasta 10-15 metros de alto, típico de regiones áridas y semi-áridas, con ramas flexibles de espinas largas y fuertes y se caracteriza por crecer abriéndose paso entre tunas y cardones, desafiando la sequedad del suelo y los calcinantes rayos solares.

El cocuy
El cocuy

Esta bebida no pretende competir ni con el miche, mistela, tequila, pulque o cualquier otra que sea elaborada en hermanos países latinoamericanos, todas ellas son primas hermanas, todas ellas derivan de la sabiduría de nuestros indígenas.

Del cocuy hay que decir que no es una bebida cualquiera, hay que tenerle respeto, pues los grados de alcohol que alcanza son muy altos, pueden rondar entre los 35 a 56 grados y no depende del añejamiento sino del proceso de destilación; un buen cocuy llega a tener luego de su destilación un color entre transparente y ámbar claro, sin embargo puede tomar un color más oscuro dependiendo de lo que se le incorpore en su contenido, por ejemplo si se guarda en madera o se mezcla con yerbas aromatizadoras o frutas; lo que si les puedo decir con seguridad, que quienes elaboran cocuy se ofenden cuando se le nombra así a cualquier bebida que tenga como base el cocuy, y para no ser ofensivos, aclaran con muchísima dignidad que esa bebida es licor muy distinto al cocuy como tal.

Comercialización internacional del Cocuy de Pecaya
Comercialización internacional del Cocuy de Pecaya

Las catas se realizan en el propio campo, siendo una especial celebración, pues cada productor reserva lo mejor de su cosecha para la solemne degustación, son sencillas y están llenas del encanto particular del campesino. Se acompañan con la tradicional sopa de chivo y las arepas de maíz pilao para prolongar al máximo la festividad.

No hay comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *